Fin de año 2020

Querida Comunidad Educativa de Infancias:
Hemos transitado el año más difícil que recordemos en nuestra historia. ¿Quién hubiera imaginado, hace un año, que esto nos iba a ocurrir?
Esta carta, junto con el video que les compartimos a continuación, intentan hacer un recuento de todo lo vivido y está dirigida a cada uno de ustedes: personal, alumnos, familias… todos comprometidos actores de un año de desafíos sin igual, cada uno trabajando desde sus lugares, reinventando la escuela y con la esperanza de que todo esto ya pronto iba a pasar.
Somos educadores y protagonistas de Educación Especial y, como tales, nuestra actitud es siempre encontrar alternativas y caminos que en otros contextos no son tan habituales. Sinceramente, estamos muy orgullosas de todo lo realizado, particularmente por aquellos que se abocaron a la organización en su conjunto y sostuvieron la estructura pedagógica, administrativa y edilicia de Infancias. Orgullosas de la conexión con nuestros alumnos, de las clases virtuales, la conexión entre todo el personal Directivo, Técnico, Docente, la vinculación con las familias, orgullosas del trabajo del personal administrativo, de maestranza y mantenimiento, todos unidos por el mismo objetivo, con las ganas y esperanza de encontrarnos y volver a compartir nuestros días como lo hicimos siempre.
¡Agradecemos especialmente el apoyo de las familias que tuvieron que transformarse en docentes para que nosotros pudiéramos hacer nuestra tarea; a los docentes, transformados en especialistas informáticos; al equipo directivo por la ejecución, la eficiencia y la coordinación de todo!
Pensamos reiteradas veces en esta frase: «será hasta que pase el temblor»…
Falta menos, siempre van apareciendo paliativos para las situaciones más difíciles que, como todas, pasan.
Infancias, como comunidad educativa, hizo muchos esfuerzos y los resultados están a la vista. Cada uno de nosotros seguramente tiene la percepción de lo logrado y de lo que falta y estoy convencida que lo que nos quedó en el camino lo terminaremos de conseguir en la próxima etapa. Esa es la condición de ser de la Educación Especial. Para nosotros es lo habitual, nada de esto nos sorprende. Sabemos que todo lo que viene va a ser mejor, que vamos a recordar este año y será anécdota.
Una vez más: ¡GRACIAS! Le agradecemos nuevamente a todo el personal, a cada una de las familias, deseándoles un merecido descanso con toda la esperanza y la certeza de reencontrarnos el 2021 en nuestras aulas.
Los abrazamos a la distancia con todo cariño,

Susana Ré
Mónica Sevilla